ETAPA 0-1.- DONOSTIA-HONDARRABIA.  15 de junio del 2018

Aquel día acababa el ramadán. Los jóvenes musulmanes de Loiola Etxea nos invitaron a compartir la cena con ellos. También nos acompañaron algunos chicos y chicas de bachillerato de jesuitas, todos ellos compartirían alguna etapa con nosotros. Sabores nuevos, comida especiada, sopa y cordero con cous cous, dulces.

Conversaciones entrañables, distinta cosmovisión y mismos sueños. Escuchar a estos jóvenes de pasados tan duros, presentes complicados y futuros ilusionados, nos sitúa ante esa realidad terca de un mundo que, algún día, terminará borrando fronteras. Seguid adelante, chavales, seguid estudiando y dando pasos eficaces hacia la concreción de vuestros proyectos vitales.

Nos espera el tatami del colegio de los jesuitas para reparar cuerpos y mentes. Dos chicos que acaban de conocerse, dos países, dos continentes, se quedan un rato charlando y echando unas canastas, compartirán después caminata y se harán buenos amigos.

Al día siguiente Donostia nos recibe y nos muestra toda su belleza. La herriko etxeaserá el lugar para el encuentro. Rescatamos una frase de Eneko, alcalde de Donostia: “Europa debe asentarse en los valores”. Cáritas Gipuzkoa nos presenta sus proyectos, “ninguna situación humana nos es ajena”, nos dicen. El cariño y la acogida se hacen invitación en comida fraterna ofrecida en una sociedad. ¡Rico, rico!

En Hondarrabia la acogida es arte. Visita al pueblo, cantos en la iglesia, bienvenida musical a todos, paseo en trainera, charla en el salón noble del ayuntamiento, cena entrañable en Klink Elkartea(sociedad Klink) con su coro y sus canciones; se enteran de que llevamos gente venezolana y nos prometen que para el año que viene, en su repertorio entrará alguna canción de aquella tierra; los transpirenaicos vascos se emocionan al ser recibidos con el agur jaunak, canción para acoger a quien mucho se quiere. Por fin el desayuno enEmeki Emakume elkartea(Sociedad de mujeres Emeki), hondarribiakoak sentitzea lortzen dute(consiguen que nos sintamos de Hondarrabia).

Kalixa, remero y concejal nos invita a pasear en trainera, ahí vamos flotando sobre una frontera, que, para esta gente, tiene un sentido unidor. Hacemos con remos y estrobos lo que podemos… que es bastante poco, mientras pensamos que es una bonita manera de iniciar nuestra travesía.

Hay nombres ya de este pueblo que, tras tanta acogida y cariño van quedando grabados en el libro de oro de la TSS.

Son ya varios los países de origen de los transpirenaicos, la inclusión de todos es el eje de la TSS. En este sentido tomamos el siguiente texto del ODS 10  REDUCCIÓN DE LAS DESIGUALDADES: “Existe un consenso cada vez mayor de que el crecimiento económico no es suficiente para reducir la pobreza si este crecimiento  no es inclusivo ni tiene en cuenta las tres dimensiones del desarrollo sostenible: económica, social y ambiental”. Evidente, si crece la economía y no crece la equidad, no se beneficia la población en situación de pobreza o vulnerabilidad.

Esperamos con estas entradas, que irán apareciendo, ir calentando motores de ilusión para afrontar la nueva aventura.

¡GRACIAS por formar parte de la Transpirenaica Social Solidaria!

¡ Seguiremos caminando juntos “Por la inclusión social y el desarrollo sostenible”, con proyectos educativos no formales en la montaña

Etiqueta tus fotografías sobre la Transpirenaica Social Solidaria con el hashtag #TSS19ODS #ODS

***

Si quieres recibir información de las actividades paralelas de la TSS suscríbete a nuestra newsletter. 

¡AYÚDANOS A CONSEGUIR NUESTRO RETO #PORLAINCLUSIÓN #TSS19ODS !

***

Caminamos para dar nuevas oportunidades a jóvenes 

Deja tu comentario