Conociendo a Inacio, joven participante en la Travesía TSS17

3 de enero de 2018

travesía

Sentados en el baluarte del Redín de Pamplona, Inacio y Patxi… Convertidos, tras días de caminar juntos por el Pirineo en buenos amigos. Inacio arrastra su mochila llena de libros. Hace una de esas tardes otoñales de Pamplona. Conversación entrañable.

¿Cómo es que te interesaste por la TSS? A través de la Fundación Santa Lucía, la “referente” de mi familia me informó de que existía esta posibilidad, que era un proyecto en el que podía participar. En aquel momento yo estaba solo en casa pues mi madre y mis hermanos estaban fuera. En aquel verano no tenía nada que hacer y me sugirió la participación en esta actividad. Yo no conocía los Pirineos, le dije que me vendría bien, quería relacionarme con gente y salir de Pamplona… el verano no se me presentaba nada interesante. Me imaginaba la travesía como algo duro, creo que lo imaginaba así porque en mi tierra no hay montañas. Hoy, mirado ya desde lejos creo que me equivoqué… ¡No me pareció tan duro!

Eres un chico joven y fuerte, además eres deportista, a otros nos pareció algo más duro. ¿Qué es lo que más valoras de la TSS? La gente, el compañerismo de las personas, las relaciones que hemos establecido entre todos, entras sin conocer a nadie y desde el primer momento es como si ya fuéramos viejos amigos y nos conociéramos de toda la vida. La gente me ha tratado muy bien, nos hemos tratado muy bien, hemos conversado, me han ayudado a pensar, a conocer a otras personas, a conocerme a mí mismo… Me han ayudado a soltarme, en mi forma de pensar… Conversar me costaba, he aprendido a comunicarme mejor. A veces hemos tenido conversaciones muy serias y yo no estaba acostumbrado. Hablar en público me costaba mucho, gracias a la TSS y a las situaciones en las que me he visto, he mejorado mucho en este tema.

¿Hay algo que te impactara especialmente? ¿Algo que recuerdes especialmente? Son muchas las vivencias pero por mencionar una, recuerdo la acogida en la sociedad gastronómica de Donostia, no sé por qué me impactó tanto, me sentí especialmente acogido, importante. Otra cosa que me viene a la mente son las montañas y lagos de Aragón, ¡Qué bonito! Azul arriba, blancos, verdes, grises en las montañas, los lagos, con hielo, los baños en ríos y lagos…

¿Algún momento no tan bueno? ¿O directamente malo? A veces me enfadé pero, como siempre, se me pasaba pronto. He intentado disfrutar cada día y pasarlo bien.

¿Qué cuentas a tus amistades de la experiencia vivida? Les recomiendo que lo hagan, que participen, que es una muy buena experiencia donde uno aprende muchas cosas que no puede conocer… Le he recomendado a mi hermano que se interese, que vaya. Por otra parte creo que mi madre no se hace a la idea, estoy seguro de que yo no sé transmitir con fidelidad lo vivido, mi madre piensa que solo he ido a andar; me gustaría que lo viera y entendiera lo que a mí me ha pasado.

Has hablado de las personas, ¿Qué más se te ocurre? Nos hemos hecho amigos, lo compartido nos ha unido mucho.

¿Quieres decir algo de las montañas? ¿De los Pirineos? Antes no tenía nada que ver con las montañas, con la naturaleza, como ya te he dicho, en mi tierra no hay montes, ahora las montañas son mi lugar, el Pirineo es mi sitio, gracias a lo vivido allí, me considero mejor persona. El Pirineo me ha cambiado.

Hablabas de tu sueño de hacerte jardinero. ¿Qué tal va eso? He conseguido entrar en el Centro Integrado Agroforestal de Pamplona, esta semana he comenzado a cursar el ciclo formativo de grado medio de Jardinería y Floristería. Pondré en este intento tanta ilusión como cuando coordinaba la marcha la etapa que me tocaba.

Entrevista realizada por Patxi Sanjuan, Educador TSS

Qué placer conversar con Inacio, mi socarrón y transpirenaico amigo, ese que se despierta una hora después de levantarse, siempre sonriente, siempre con su mirada limpia, hoy estudiante en la escuela en la que yo trabajé… estoy seguro de que será un buen jardinero, de momento ya está en camino. Nos despedimos, como siempre, con un abrazo transpirenaico, tiene entrenamiento y quiere pasar antes por casa… La Transpirenaica Social Solidaria se enriquece de la categoría humana de las personas que participan.

¡Animo campeón!

***

Si quieres recibir información de las actividades paralelas de la TSS suscríbete a nuestra newsletter. Si quieres venir a caminar con nosotros en alguna etapa de la Travesía Transpirenaica Social Solidaria 2018 envíanos un correo a info@transpirenaicasocialsolidaria.org.

Puedes colaborar con nosotros haciendo una donación

***

Caminamos para que todos los jóvenes tengan oportunidades

Deja tu comentario